diccionario metafísico aire de luz - descifrando la dinámica energética

El patriarcado es una forma de sociedad, un sistema de organización social y de liderazgo energético basado en la supremacía del hombre o lo masculino. Supremacía del mental sobre el sentir. Oriente y Occidente comparten este legado desde hace como mínimo unos 5.000 años. 

patriarcadoEl patriarcado tiene dos engranajes básicos:

(1) el sometimiento: el hombre somete a la mujer, el adulto somete al niño, el empleador somete el trabajador, el ser humano somete la naturaleza, etc.

(2) la acumulación de patrimonio (físico, mental o 'espiritual') como indicador de valor personal: es necesario acumular todo lo que sea posible, y para ello será necesario someter a otros (ver más arriba). La mujer es, por defecto, un bien, una propiedad más; los hijos son una propiedad, los animales son bienes (no seres), etc.

El patriarcado tiene su fuente en las múltiples culturas 'fálicas' y los cultos al sol. La represión sexual entra a formar parte de la cultura occidental de la mano de Agustín de Hipona (también conocido como 'San Agustín'), un teólogo del siglo IV de lo que hoy en día es Argelia, quien reformó radicalmente la visión cristiana del sexo.

La espiritualidad 'castrada' o encauzada por medio de la religión es otra de las herramientas de control del patriarcado. No deja de ser curioso porque originalmente, 'religio', en la Roma clásica, se refería a las obligaciones de cada individuo hacia la propia comunidad, la forma en que cada individuo honraba los valores que constituían la base de la convivencia.

Pero, ¿Por qué someter a las mujeres, es decir, al 50% de la población? Si las mujeres pertenecen al varón, se aseguraba la propiedad de los hijos, futuros propietarios de sus bienes.

Paralelamente para lograr que las mujeres dejaran de ser sujetos y se convirtieran en objetos de uso, era imprescindible privarles de su capacidad innata para 'sentir'. 

Las mujeres - a través de sus ciclos vitales - están íntimamente ligadas a sus cuerpos. Para que se produjese esa desconexión era necesario que sus cuerpos se volviesen pecaminosos, intocables, peligrosos. Si una mujer no puede tocar ni ser tocada su cuerpo se paraliza, sus sensaciones se congelan, la mujer deja de ser. Es así como la mujer que sangra pasa a ser considerada sucia e impura. 

Si el cuerpo pasa a ser considerado algo bajo e impúdico, y el espíritu algo elevado y puro, pero desconectado del primero, las pulsiones sexuales pasan de ser sanas y naturales a ser malignas e indeseables. 

En el mismo momento del nacimiento el bebé pierde contacto con el cuerpo que lo acoge y frecuentemente encuentra una mujer congelada, dura, paralizada, incapaz de tocar. Las mujeres corren el riesgo de estar desconectadas de su sintonía interior, y no quieren sentir, no quieren contactar con el dolor, no quieren parir … porque son mujeres que odian su cuerpo que sangra, que cambia, que ovula, que se mancha y que es inmanejable. Muchas mujeres no saben ni siquiera qué es el placer orgásmico. Así en el momento de 'dar a luz' les duele el cuerpo entero por la inflexibilidad, por el sometimiento, por la falta de ritmo vital y de caricias.

El hecho de que las sociedades centradas en el respeto de la madre tierra, de la ecología, de la sexualidad libre, la igualdad entre seres vivos y el amor como valor supremo, sean residuales o hayan desaparecido, sólo significa que el patriarcado es un sistema muy violento, excluyente y destructor.

Las 'cazas de brujas' eran masacres institucionalizadas que buscaban aniquilar en la sociedad el arquetipo de la energía femenina, la fuerza interna (yin) y la intimidad en la conexión con la divinidad.

En todo sistema concebido sobre esas bases - violencia, frustración, miedo - son los sujetos que la constituyen los primeros en sufrir las consecuencias: conquista de tierras y guerras - necesarias para incrementar los patrimonios -, prostitución y represión de la energía femenina.

El 90% de los hombres que 'van de putas' son violentos y han sexualizado la tortura: el varón no compra sexo, sino que practica la violencia como sexo, compra el derecho de humillar a la prostituta.

El patriarcado se perpetua a través del condicionamiento, que generalmente recae en el papel materno. Los hijos bastardos del patriarcado y por lo tanto sus 'aliados de facto' son multitples: la falsa moral, el capitalismo salvaje, el comunismo de estado, la hipocresía espiritual, el consumismo voraz, la industria del sexo, el feminismo excluyente, la ignorancia emocional, la tecnología alienadora, ...

¿Qué te parece sacar a la luz todos los patrones mentales heredados de las personas que son o han sido autoridad en tu vida?

 

Texto original: Laura Gutman

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.

La alternativa es la toma de conciencia.

volver