diccionario metafísico aire de luz

La acidez o el ardor de estómago es una señal de que algo, una situación, un suceso, una persona te quema, te acidifica, te irrita hasta enfurecerte.

La situación te parece irritante, injusta y vives un sentimiento de impotencia.

Puedes preguntarte: "¿Qué es eso que me quema, que me pone furioso? ¿Qué es eso que no me gusta y que no consigo digerir?

También es muy posible que te enganches a esa ira de un modo inconsciente, porque tienes miedo de afirmarte, de soltarte y expresar tus necesidades, tus deseos y tus intenciones a nivel del corazón.

Eres único en todo y los demás son diferentes a ti en todo.

En tus manos está permanecer abierto y atento a tus propias necesidades y aceptar la entera responsabilidad de tus actos, por más que la gente sea diferente a ti.

El hecho de volver a reprimir, inhibir una emoción (ira, tristeza, ...) aumenta la acidez de los gases gástricos y, al mismo tiempo, te impide tragar cualquier cosa (porque los ardores manifiestan un tipo de presión interna en el área del estómago).

Es de tu interés ver el nexo entre tus auténticas emociones y los ardores de estómago.

Conserva la calma y observa tu modo de ser, tus reacciones frente a las situaciones que vives, así como tu actitud frente a los acontecimientos cotidianos.

Centrando tu atención en que la vida es buena, tu estima personal aumenta y tus próximas cóleras serán menos intensas.

Tomate el tiempo de apreciar cada momento de tu vida y tu estómago vivirá mejor.

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.

La alternativa es la toma de conciencia.