"Aire de Luz Discovery Sesion" es una experiencia de apertura a tu propia conciencia, a tu alma y a tus propias capacidades humanas, que en conjunto hacen quién tú eres en esta vida.

Miércoles, 4 de Mayo 2011

El cuerpo Físico

¿Qué es "nuestro cuerpo Físico"? ¿Es un vehículo, una herramienta, un medio de comunicación con realidades no físicas? ¿Realmente es lo que pensamos que es o sabemos todo lo que es?

En nuestro proceso de apertura de conciencia tomamos contacto con fuentes de información que rompen, cada vez con mayor frecuencia, los paradigmas establecidos sobre lo que es nuestra realidad y lo que se oculta tras nuestra limitada capacidad de observación (sirva para ilustrar nuestra limitación el espectro tan reducido de las frecuencias de la luz que son visibles para el ojo físico humano: "tan solo el tramo del arcoíris").

Somos seres multidimensionales y nuestro cuerpo Físico es sólo el escalón más denso en esta dimensión. Es en este plano que actuamos y experimentamos gracias a nuestro cuerpo Físico, con una conciencia y percepción independiente del resto de nuestros cuerpos (mental, emocional y álmico).

Según la mayoría de las religiones conocidas, el cuerpo Físico es un templo ... ya que en él reside la "chispa" divina, aunque realmente en el día a día: lo usamos, lo utilizamos, lo intoxicamos, lo hacemos enfermar, lo cuidamos, lo mimamos, o, simplemente, lo ignoramos.

Seres electromagnéticos

Tal y como reconoce la ciencia oficial, nuestros cuerpos Físicos son entidades electromagnéticas dentro de un entorno electromagnético.

Cuando nos interesamos sobre la composición de nuestro cuerpo Físico topamos muy pronto con esas "entidades" llamadas células, nuestras células dan paso a las moléculas, que a su vez dan paso a los átomos, y la relación entre los átomos es mayoritariamente electromagnética. Lo que impide que mi mano atraviese un muro no son los átomos del muro sino el campo electromagnético que producen los átomos de mi mano y el campo electromagnético que producen los átomos del muro (ambos campos se repelen).

El electromagnetismo rige las relaciones entre las diferentes partes de mi cuerpo físico y su entorno.

Debemos ser conscientes de que nuestro vehículo más denso, a pesar de sus apariencias, es energía y necesita de la energía para seguir existiendo. Pero la energía es también información, pues el universo nos está informando y "normando" a través de una insospechada red electromagnética.

Es ampliamente conocido que nuestro cerebro funciona a una frecuencia que va desde los 0,5 Hz, en estado de sueño profundo, hasta los 30 Hz, en estado de vigilia. Pero no lo es tanto que el punto 8 del meridiano maestro corazón (Iao Gong) emite frecuencias del rango de entre 6 y 9 Hz, aún cuando su funcionamiento óptimo genera frecuencias que van de 7,5 a 8 Hz. O que, por poner otro ejemplo, un hueso en proceso de regeneración vibra a 7 Hz. O incluso que el Sistema Nervioso Simpático emite una vibración a 0,1 Hz y el Parasimpático a 0,25 Hz.

Hoy se conocen las frecuencias vibracionales de una amplia gama de patógenos, tales como las bacterias (conocidas) que tienen una frecuencia que va desde los 320 Kh a los 450 Kh aprox., y ya existe la tecnología que permite identificar esas frecuencias para establecer un diagnóstico a partir de los "patrones de información" de los patógenos.

El "entramado energético" de nuestro cuerpo Físico abarca chakras, meridianos, cuerpos no tangibles (cuerpo astral, ..), y cuántos otros elementos "vagamente conocidos", por el momento.

Incluso se ha comprobado que cuando recibimos energía por imposición de manos, reiki, sanción zen, ... esta energía canalizada tiene una frecuencia que varia entre 0,3 y 30 Hz (según el canal).

Organos y Sistemas con conciencia

El funcionamiento óptimo de todo sistema biológico se puede calibrar. Hoy sabemos que el Hígado, por ejemplo, vibra normalmente a 40 Hz y que a medida que enferma su frecuencia sube hasta alcanzar los 58-60 Hz (en estado cirrótico).

La frecuencia a la que vibra cada Organo depende de su estado de salud y éste depende a su vez de una serie de variables que se autocomplementan: oxígeno, flujo sanguíneo, Ph de la sangre, ...

Nuestros Organos internos poseen patrones energéticos bien determinados. Se sabe que la actividad de los Organos se ve alterada por ciertas emociones (tristeza, ansiedad, ...), que no dejan de ser "entidades energéticas", siguiendo un patrón de afectación vibracional.

No nos cabe duda de que nuestros órganos tienen consciencia, y que bien podrían ser una "consciencia colectiva" de unas entidades aún más pequeñas: las células.

Inteligencia celular

Las células son algo más que entidades unidimensionales que solo realizan tareas mundanas y repetitivas; y ésto se deduce a partir del momento en que una célula muestra "comportamientos adaptativos", y en que es capaz de recoger e integrar una variedad de señales físicas diferentes e imprevisibles como base de toma de decisiones para resolver problemas. Las células pueden "medir" los ángulos y los intervalos de tiempo, pueden leer o modificar a voluntad su "programa interno de movimiento" y se pueden comunicar entre sí sobre los "programas de movimiento" (migración en grupo).

Las células utilizan la luz (infrarrojos y ultravioleta cercano) para comunicarse entre ellas y esta luz es transmitida tanto a células contiguas como a células distantes. Así, la comunicación entre las células se realiza por un sistema de ondas electromagnéticas. Pero ésta comunicación intercelular no está limitada al interior de un organismo, sino que incluye la comunicación a distancia (telesomatización) y ésto es lo que permite a su vez la sanación a distancia (con más de 1.000 casos documentados por la Escuela de Biomagnética).

Sabemos también que cuando se altera el funcionamiento natural de un sistema vivo, los campos magnéticos del mismo emiten ondas irregulares.

Recientes investigaciones corroboran que las células almacenan información en estructuras moleculares similares a la del H2O37 (agua con 37 moléculas de Oxígeno), en lo que se denomina clatratos, que por sus estructuras internas crean campos electromagnéticos pulsantes. Así pues la información acumulada en las células no está limitada al ADN.

El mundo intangible de las células y el diálogo kinesiológico

Al acercarnos a nuestra realidad celular descubrimos que estamos formados por billones de entidades que administran y adaptan información que nuestra mente pensante no podría llegar a imaginar.

El diálogo con el cuerpo Físico a través de la respuesta muscular (kinesiológica) es un verdadero avance en nuestra comprensión de la magnitud de información que manejan nuestras "pequeñas células". Unido al hecho de que estas "pequeñas conciencias" no están desconectadas del "mundo espiritual" tal y como sí lo está nuestra "mente pensante".

Aunque no hace mucho se pensaba que la técnica del diálogo kinesiológico se debía a una respuesta local del sistema de acupuntura o del sistema inmunitario, y aunque ciertos estudios apuntan a una relación con la "Inducción Miofascial", hoy sabemos que es una respuesta de la consciencia de nuestras células y de la supraconsciencia (a través de los campos morfogenéticos) a la que nuestras células están conectadas.

Utilizado para el diagnóstico y diseño terapéutico en numerosas escuelas holísticas, el "dialogo celular" (kinesiológia), tiene un potencial ilimitado en numerosos ámbitos de la vida, pues permite calibrar la validez de cualquier estado, o acontecimiento actual o histórico. Será así una herramienta muy valiosa mientras no recuperemos "la conexión" con nuestro "Ser Superior".

Fuentes de energía externas y Fotosíntesis humana

Afortunadamente es creciente la toma de conciencia sobre la necesidad de mantener una Alimentación sana y equilibrada. La escuela de "Nutrición Energética" hace referencia a la programación biológica que se refleja en nuestra dentadura para determinar la proporción en que se deberían consumir los diferentes tipos de alimentos: el 65% de nuestra dentadura está destinada a moler (granos, semillas, legumbres), el 25% a cortar (verdura y fruta) y el 12% está destinado a cortar (carne y pescado). Aún más cierto es que no hay una alimentación "de manual" para todo el mundo y que podemos personalizarla a través del "dialogo con las células". Otro dato importante es que la enfermedad en general aumenta los requerimientos metabólicos, así que una alimentación adecuada se torna un factor indispensable de todo procedimiento terapéutico.

Tradicionalmente se reconoce la función del Oxígeno en el proceso de extracción de energía en el interior de las células, y de ahí la importancia de respirar correcta y conscientemente (paso indispensable para tener una correcta oxigenación). Culturalmente la respiración es entendida en Oriente como la puerta de entrada de la "energía de la vida", el Prana. Otro dato, del que habíamos hablado antes, el nivel de pH (balance óptimo entre 6,8 y 7,3) en sangre se descubre como factor clave en el proceso de absorción del oxigeno por parte de las células.

Por último nos referiremos a la Luz como fuente de energía propiamente dicha. En el proceso de bioquímico llamado "Fotosíntesis humana", que se produce en la piel, el cabello y en la retina humana, se rompen las moléculas del agua, separando el oxígeno y el hidrógeno y extrayendo energía de ese proceso. Tampoco debemos olvidar que la Luz es también información organizada, o lo que es lo mismo, la Luz es portadora de paquetes de información configurados en patrones geométricos.

Entorno electromagnético

¿Cuáles son los efectos reales de los patrones electromagnéticos naturales que nos rodean? la Luz solar (aprox. 50 Mil billones de Hz), las Ondas solares (aprox. 250 millones de Hz), las Ondas Shuman (aprox. 7,8 Hz; e "in crescendo") y otras ondas Geomagnéticas como las Curry, Hartmann, ... (aprox. 10 mil Hz), o los Ritmos Lunares (recordemos que nuestro cuerpo está compuesto por 70% de agua, la sangre por un 90% de agua - de ahí la influencia de la Luna en el ciclo reproductor femenino -, y nuestro cerebro en un 75%).

¿Qué decir de toda la contaminación electromagnética provocada por nuestra era industrial-tecnológica? Excepto que sin duda tenemos un complejo cóctel para el que toda nuestra capacidad de adaptación será requerida.

Nuevos patrones se están estableciendo en esta "Nueva Era" a nivel planetario. Por un lado el magnetismo está descendiendo simultáneamente en el planeta y en nuestros cuerpos físicos. Y por otro lado las frecuencias de la Tierra están subiendo. La caída del magnetismo introduce cambios a nivel del cuerpo mental y del cuerpo emocional en cada individuo, y ésto es una buena señal (como veremos en las próximas monografías: cuerpo mental, cuerpo emocional, cuerpo de luz).

Cuanto más queremos saber sobre el funcionamiento del cosmos más nos damos cuenta de lo "poco que sabemos". Vivimos en sociedades que se llaman "evolucionadas", que han establecido grandes "paradigmas" científicos, pero poco a poco volvemos la vista y nos damos cuenta de que hemos avanzado poco en comprensión y mucho en dogmas, y que a fin de cuentas, más importante que "saber cómo funciona" es "saber cómo desarrollarse en el medio". El medio es "un reflejo" de nuestro interior y la forma en que nos desenvolvemos está en consonancia con nuestro "grado de conciencia".

Cuerpo Físico y Conciencia

Nuestro cuerpo Físico es un pilar de nuestro estado de conciencia. Sin un vehículo físico en condiciones nos privamos de nuestra máxima expresión de "acción". Los tiempos en que la Iluminación era sinónimo de aislamiento, de abandono del plano terrenal, son tiempos consumados. La nueva Era requiere de seres iluminados activos, vivos.

Llevamos miles de vidas a nuestras espaldas intentando alcanzar niveles de conciencia elevados. En alguna ocasión hemos alcanzado la Iluminación y sin embargo hemos vuelto a esta existencia para seguir experimentando. Algunos dicen que somos tan piadosos que volvemos para ayudar a los demás, pero esa hipótesis olvida claramente el hecho que no hay mejor manera de ayudarse a uno mismo que ayudando a los que más necesitan. En el plano de la evolución espiritual, como en el plano de la enseñanza, se cumple la máxima "el maestro aprende enseñando".

Hemos invertido mucho tiempo hasta darnos cuenta de que "actuamos (cuerpo Físico) de una forma", "pensamos (cuerpo Mental) de otra" y "sentimos (cuerpo Emocional) otra cosa". Nuestro nivel de consciencia depende de nuestra capacidad para integrar nuestros tres cuerpos más densos en una única vía.

En la imagen adjunta, cada esquina representa cada uno de nuestros cuerpos: físico, mental, emocional. El ojo que "todo lo ve", representaría nuestro nivel de conciencia (más adelante utilizaremos ese centro para erigir un nuevo vértice, que representará nuestro cuarto cuerpo, el cuerpo de luz o cuerpo álmico). Nuestra capacidad para crecer en conciencia es nuestra capacidad para mantener los tres cuerpos al mismo nivel (el nivel más bajo es el nivel real de consciencia).

Ascensión y Adaptación

La ascensión en conciencia, en vibración, es un proceso que se acompaña de la necesidad de adaptación de nuestro cuerpo Físico a las nuevas frecuencias (menor densidad, mayor vibración) en las que nos movemos. Por el principio de atracción (de nuevo, leyes de electromagnetismo), nuevas personas y eventos, llegarán a nuestra vida y otras desaparecerán. Este proceso es algo que nos acompaña en nuestro quehacer evolutivo, pero aunque no todos los seres humanos están inmersos en la búsqueda o el crecimiento espiritual, todos, sin excepción, forman parte del actual escenario de ascensión planetaria.

Estamos viviendo una época sin igual. Todo Ser que vive en Gaia está evolucionando con ella (evolución o desaparición). No es un proceso voluntario.

El sistema óseo debe asimilar frecuencias más altas y en este proceso de readaptación la médula juega un papel clave. El dolor y el agotamiento van de la mano.

El sistema nervioso de los seres vivos está siendo destruido y reconstruido de forma simultánea, y ésto equivale a sentir dolor, incomodidad y/o calor interno. La glándula pineal y la glándula pituitaria se están activando para adaptarse a las nuevas conexiones, que nos permitirán recibir y descodificar un volumen de información hasta el momento desconocido. Se produce igualmente la bio-reestructuración de los circuitos que permiten el funcionamiento del cerebro.

Nuestros cinco sentidos pasan por "períodos alterados" de corta duración (quizás días, pero no es indefinido en el tiempo) pero que aparecen sin previo aviso; por ejemplo visión borrosa, mareos y pitidos muy característicos en el oído.

Es hora de ser coherentes con nuestras necesidades, de darnos "nuestro tiempo", de ser amables con nuestro cuerpo. De reconocer la emergencia de emociones "olvidadas" pero ancladas en nuestro subconsciente. De la necesidad de "dejar ir" todo aquello que no nos es útil. De crecer en el "no apego" (muy diferente del "desapego"). Todo esto nos hará el camino más fácil. Y en cualquiera de los casos, lo mejor es "No asumir nada". Todo lo que tuvo su valor en algún momento, puede ya no ser verdadero: por ejemplo, ya no es cierto que el dolor sea sinónimo de resistencia o apego a algo.

Comunicación Mente - cuerpo Físico

Hoy sabemos que las señales que nos envía el cuerpo Físico son de gran trascendencia para nuestro desarrollo. Hemos dejado de enfocarnos sobre el "maleficio" de los "patógenos externos" para profundizar en la importancia de trascender los conflictos internos para "sanar".

La "Nueva Medicina Germánica" llega a desarrollar la correlación entre la psique, el cerebro y cada órgano dentro del contexto del desarrollo embrionario (ontogenético) y evolutivo (filogenético) del organismo humano. Así, un conflicto como "no ser capaz de atrapar un bocado auditivo", por ejemplo, "no escuchar la voz de mamá", afectaría el oído derecho y la actividad de conflicto intensa daría como resultado una "infección" del oído medio durante la fase de curación. Que duda cabe que prestar atención a las señales del cuerpo Físico nos ayuda a traer a la luz "conflictos existenciales", y ésto, es un paso clave en nuestro desarrollo.

El cuerpo Físico posee su propia consciencia inteligente, y es importante saber que en el estado actual de consciencia el cuerpo Físico solo oye lo que se le dice "en voz alta" (quizás como resultado de tanto tiempo recibiendo "despropósitos mentales y emocionales"). Las palabras tienen un gran impacto sobre él, por tanto, es mejor no expresar en palabras los pensamientos de duda, desánimo o cualquier otro que proyecte negatividad (las células los absorben). El canto, por el contrario, tiene un gran poder sanador, pues el cuerpo resuena y vibra con el sonido de la voz.

En los próximos números profundizaremos en las interrelaciones con nuestros cuerpos mental, emocional y álmico (de luz).

Volver Back to top

 

Aire de Luz: Discovery Sesion - Dónde - Tarifas - Más información



 

"- Yo veo al ser que hay en ti. Bienvenido a este espacio." Núria (facilitadora espiritual)

 

Footer