diccionario aire de luz

Apatía

La apatía es una forma de insensibilidad o de indolencia. Abandono frente a la vida.

Te vuelves indiferente y no tienes ninguna motivación para cambiar lo que sea.

La apatía puede suceder después de un golpe emocional, un traumatismo o cualquier otra situación negativa que te quita toda tu alegría de vivir o tu razón de estar en este mundo.

Puede que estés intentando huir desesperadamente de una situación. Quizás por falta de motivación, de alegría o por miedo a ser decepcionado.

Rechazas ver o sentir lo que está sucediendo dentro de ti y a tu alrededor, lo que te conduce a cierto grado de insensibilidad para protegerte.

La apatía puede también estar vinculada a la vergüenza profunda y a la culpabilidad.

Intentas así hacerte insensible a tu ser interior.

En tus manos está aceptar abrirte a la vida y a nuevas experiencias agradables, con el fin de encontrar un nuevo objetivo a tu vida. Es una cuestión de actitud.

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.

La alternativa es la toma de conciencia.

Autocrítica destructiva

Este síndrome comienza con una crítica hacia ti mismo. Puede contener dos o más de los siguientes pensamientos: 1. Tienes un defecto "imperdonable". 2. Ese "error" significa que no te puedes querer tal y como eres (al 100%). 3. Tienes que trabajar duro contigo y cambiar ese defecto para merecer cariño, amor, aceptación, abundancia, .... 4. Cuanto más duro te critiques, más motivado vas a estar para trabajar sobre ese defecto y más fácil y rápido se producirá el cambio.

El defecto en cuestión puede ser, por ejemplo, estructuras limitantes y vicios, sentimientos reprimidos, experiencias dolorosas en la infancia, traumas de nacimiento, vidas pasadas, ...

Es muy fácil entrar en el círculo vicioso del síndrome de autocrítica destructiva, porque el material que apoya cualquiera de esos pensamientos es muy abundante. En el mundo de los negocios, en tus relaciones sociales, en la educación, en tu familia, en los talleres de autodesarrollo, encontrarás puntos de apoyo para enfatizar ese defecto ...

Esto alimenta y satisface quizás aquella parte de ti que piensa que tal como eres no estás bien y que debes hacer un esfuerzo para mejorar y merecer ser feliz. Pero esta parte que encuentras en tu interior no es tuya, sino que te fue impuesta. 

El autodesarrollo auténtico no sucede a través del combate de defectos, sino a través de la expansión del potencial existente. Es una postura interior en la cual miras con cariño cuáles son los errores que cometiste, qué has aprendido, qué estás aprendiendo y qué factores positivos quieres y puedes fortalecer.

El síndrome de autocrítica destructiva te debilita y no permite la expansión de tu verdadero potencial. En vez de celebrar "los errores" como oportunidades para aprender los utilizas para desvalorizarte. No te permites reconocer lo alcanzado, ni disfrutarlo plenamente, lo cual te limita (no te permite ser completo) y te agota (necesitarás cada vez más y más energía para avanzar cada vez menos).

En tus manos está aprender a amarte incondicionalmente y tomar conciencia de que eres un ser espiritual teniendo una experiencia humana (y no un humano teniendo una experiencia espiritual), que eres amado por lo que eres, y no por quién eres ni por lo que haces.  

No tienes ningún camino prefijado, y puedes dejar atrás el dilema del gurú.

Texto original: crecimiento personal

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.

Autoritarismo

La persona que manifiesta autoritarismo está fuertemente en reacción, conscientemente o no, frente a la autoridad, bajo la forma que sea.

Crees firmemente que es el único medio para hacerte comprender y para hacer captar a los demás el "cómo funciona" (o cómo debe funcionar).

Manifiestas un carácter egocéntrico a ultranza.

La cólera es la tela de fondo de esta actitud, sobre todo cuando sientes resistencias frente a lo que pides.

También haces "oídos sordos" a lo que se te dice.

Físicamente es muy posible que "aprietes los dientes" (de forma inconsciente) y/o tengas problemas de rodillas (no estás dispuesto a doblegarte frente a nada ni a nadie).

Nada parece ser capaz de pararte, salvo quizás aquello que alcanza directa y profundamente tu corazón herido.

La necesidad de amor en ti es grande (aunque lo niegues) y sólo la apertura de corazón puede iluminar tu triste vida. Si no abres tu corazón la vida se encargará de ello.

Cuanto más consciente estés de tu necesidad de amor, más serás capaz de buscar los medios para colmar esta carencia y curar tu corazón herido.

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.

La alternativa es la toma de conciencia.

Autoestima

La autoestima es una subrutina creada y desarrollada a partir de la experiencia, por tanto es algo que se aprende.

Si estás bajo de autoestima es porque piensas que no te mereces estar aquí, que no es tu tiempo y que no eres importante.

Todo ser humano, sin excepción, por el mero hecho de serlo, es digno del respeto incondicional de los demás y de sí mismo.

Tienes ciertos anclajes emocionales inapropiados que te impiden avanzar hacia tu belleza y tu poder (la capacidad de crear armonía, luz allá donde fueras).

Si durante el embarazo, una madre se ocupa de sus necesidades individuales, la criatura aprenderá esto durante el embarazo, y quedará impreso en su vida, pero si la madre pierde la confianza en su propio cuerpo otorgándole todo su poder a los doctores, el bebé nacerá en un ambiente clínico muy seguro, pero no respetará sus necesidades emocionales, psíquicas o espirituales. El niño no aprenderá a confiar en la sabiduría, en la inteligencia y en la nutrición. 

En el momento del parto si la madre no tiene el apoyo de un hombre, o la madre no da la bienvenida al niño, éste no sabrá en quién confiar, y se volverá inseguro y confuso.

¿Podrías haber vivido la etapa de destete como un abandono? Si llegaste a vivir ese momento como si "se te arrancase" de tu madre, puedes llegar a sentir una necesidad imperante de comer grandes cantidades de alimento para colmar el vacío (bulimia, ...) y hacer disminuir tu estrés.

El nacimiento conlleva también muchos elementos que pueden producir un efecto profundo en tu psiquis.

En tus manos está reprogramar tu mente y tu estructura celular para retomar las riendas de la cocreación. Tomar el lugar que te está destinado y ver la belleza de todo lo que eres capaz de crear desde el corazón.

La autoestima va emparejada de la autoafirmación (hacer valer los derechos que tienes en virtud de haber nacido ser humano; sentirte a gusto contigo mismo y exponerte al posible riesgo de que a algunas personas no les guste la sensación de que no pueden utilizarte a su antojo) y de la autoconfianza (creer en ti mismo, descartando toda creencia inculcada o autocreada que niegue tu propio poder para hacer realidad la vida que deseas).

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.

Control

Las personas controladoras rara vez saben que lo son.

Crees que estás ayudando a la gente con tu "crítica constructiva" o al hacerte cargo de un proyecto, ya que "nadie más lo hará bien".

Vives mucho estrés y los pensamientos irracionales abundan en tu mundo: "Si no recibes este contrato, te van a despedir". "Si no estás en casa antes de las 18:00, eres un mal padre". "Si no recibes ese aumento, es que no eres bueno en tu trabajo, o que no te valoran". Todos estos pensamientos pueden ser ciertos, pero probablemente no lo son.

En lugar de hacer frente a tu propio pensamiento irracional y convertirlo en un pensamiento más realista, intentas controlar la situación, por lo general, tratando de controlar a otras personas.  

Aquí hay algunas señales que te ayudarán a descubrir cómo se manifiesta ese afán de control:
1. Crees que si alguien cambiara una o dos cosas de su forma de ser, serías más feliz. Así que tratas de "ayudar a cambiar" ese comportamiento indeseado ajeno señalándolo con el dedo, por lo general una y otra vez.
2. Microgestionas a los demás para hacerles encajar en tus expectativas, a menudo poco realistas.
3. No crees en la imperfección y no crees que nadie deba aceptarla.
4. Juzgas el comportamiento de otros como correcto o incorrecto y retienes la atención de forma pasiva-agresiva hasta que encajan con tus expectativas. Resguardarse en el "juicio silencioso" es una forma maestra de control.
5. Ofreces la "crítica constructiva" como un intento velado de hacer avanzar en tu propia agenda.
6. Cambias quién eres o lo que crees para que alguien te acepte, en lugar de simplemente ser tú mismo.
7. Sin a penas ser consciente sueles presentar el peor de los escenarios posibles en tus argumentaciones en un intento de influir en los demás.
8. Lo pasas mal con la ambigüedad y te incomoda no saber sobre algo.
9. Intervienes a favor de las personas al tratar de explicar o desestimar su comportamiento para con los demás.
10. Crees que si se puede cambiar el comportamiento indeseable de otra persona, entonces serías más feliz o más plena.
11. Haces a otra persona responsable de cómo te sientes.

La cuestión es que, en realidad, sólo eres responsable de ti mismo.

El camino hacia mejores relaciones siempre comienza contigo.

En lugar de intentar controlar a todos los demás, puedes trabajar en convertirte en una mejor versión de ti mismo.

Aquí hay algunas ideas que te pueden ayudar a conseguirlo:
1. Permítete ser vulnerable delante de la gente.
2. No comprometas tu dignidad mediante la alteración de tus creencias básicas.
3. Se realista en tus expectativas acerca de los demás.
4. Deja la actitud "pasiva-agresiva" y prefiere ser directo y sincero con los demás.
5. Acepta que una gran parte de la vida está gobernada por incógnitas.
6. No huyas de la confrontación, ya que a veces es la única cosa que puedes hacer.
7. Asume la responsabilidad de tu propia felicidad.

Si trabajas en tu propio ser en lugar de tratar de controlar a los demás, tendrás relaciones más sanas en tu vida.

Fuentes: INC  

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.

La alternativa es la toma de conciencia.