diccionario aire de luz

Un accidente suele ser sinónimo de culpabilidad.

Este acontecimiento Está conectado con tus culpabilidades, con tu modo de pensar y con tu funcionamiento en la sociedad.

También denota cierta rebelión frente la autoridad, incluso hacia varios aspectos de la violencia con la que se expresa. Puede que tengas dificultades para afirmarte frente a la autoridad, a hablar de tus necesidades, tus puntos de vista, ...

Entonces "te haces violencia" a ti mismo.

El accidente indica una necesidad directa e inmediata de pasar a la acción.

La necesidad inconsciente de cambio es tan grande que el pensamiento usa de una situación extrema, incluso dramática para que tomes conciencia que debes cambiar la dirección que actualmente estás tomando.  

Puede considerarse una forma de autocastigo consciente o inconsciente.

La parte del cuerpo herida durante el accidente habitualmente ya está enferma o debilitada, bien por una enfermedad, una dolencia, un corte, una quemadura o cualquier predisposición a los accidentes. El accidente te permite observar esta debilidad haciéndola subir a la superficie.

El accidente también es tu incapacidad para verte y para aceptarte tal y como eres.

Ya que eres responsable de tu vida entera, puedes indagar en el por qué has atraído (energéticamente) hacia ti tal forma de accidente.

Todo esto viene de tus pensamientos más profundos, de tus patrones mentales o esquemas de pensamiento de infancia.

Es muy posible que te atraiga castigos si tienes la sensación de hacer algo que no es correcto (exactamente como en tu infancia: esto está grabado en tu mental, en tu "lado moral").

El "lado moral" del ser humano le lleva a castigarse si se siente culpable, y de ahí el dolor, las aflicciones y los accidentes.

Es capital saber que puedes sentirte culpable en cualquier situación si y sólo si sé que estás haciendo daño a otra persona (o ser). En todas las demás situaciones, eres responsable pero no culpable.

Debes recordar que eres tu propia autoridad (en el sentido de individuo) y necesita tomar tu lugar en el universo.

Debes cesar de hacerte violencia.

El accidente está vinculado a la culpabilidad (en los casos extremos se llega a la automutilación)y ésta, al miedo con relación a una situación. El miedo a no hacer lo correcto se percibe frecuentemente bajo el aspecto de la culpabilidad en vez del de la responsabilidad.

Frecuentemente el accidente te obliga a cesar o frenar tus actividades.

Aprovecha este período de "reposo" para permanecer abierto y objetivo con relación a ti mismo, y así descubrirás rápidamente la(s) razón(es) de dicho accidente.

¿Perdiste el control de la situación? ¿Es para ti el momento de cambiar de orientación o de dirección? ¿Tienes dificultad para escuchar tus propias señales o tu intuición (de tal modo que recurres a una señal "radicalmente" ineluctable en el plano físico)? ¿Cómo se produjo el accidente? ¿Cuál era tu estado antes y después?

Es muy importante "volver a ver" las condiciones que rodean el accidente: las palabras usadas, los comportamientos, ...  y tomar conciencia de las evidencias, lo que vives en el momento del accidente.

La predisposición a los accidentes es un estado que se produce durante una relación conflictual con la realidad, la incapacidad de estar plenamente presente y consciente del universo tal y como se presenta. Es como si quisieras estar en "otro lugar".

Estás desconectado de lo que sucede a tu alrededor, quizás porque encuentras tu realidad inaceptable o difícil de vivir.

En tus manos está reconectar contigo mismo para redescubrir tu seguridad y tu confianza interiores.

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.