diccionario aire de luz

Las manos representan tu capacidad para coger, dar o recibir. Son la íntima expresión de ti en el Universo y el poder de tocar es tan grande que te siento impotente cuando tus manos están lastimadas. Tienen un carácter único: igual como tus huellas digitales, representan tu pasado, tu presente y tu porvenir.

Entre las manos tienes las situaciones de tu vida diaria y el estado de tus manos manifiesta en qué medida captas tu realidad, cómo expreso el amor tanto como el odio.

Si tienes las manos frías, te retiras emocionalmente de una situación o de una relación en la que estás implicado. También rechazas cuidar de tus necesidades básicas y complacerte.

Las manos húmedas te indican una cantidad excesiva de angustia y nerviosidad. Estás desbordado por tus emociones, sintiéndote quizás demasiado implicado o demasiado activo en cierta situación.

Si tienes dolor o rampas, es porque te niegas a ser flexible frente a las situaciones presentes. Podrías preguntarte qué es lo que te molesta o lo que no quieres realizar. Puedes incluso experimentar un sentimiento de incapacidad o vivir un gran miedo al fracaso. Esto te lleva a querer "controlarlo" todo con tus manos, a querer poseerlo todo por si algo o alguien se te "escurriese entre los dedos". Esta actitud puede degenerar en artritis (asociada con la crítica, el autocastigo, la reprobación y una carencia profunda de amor).

Si tus manos sangran (ej: manos secas, eczema, ...) seguramente hay una situación en tu vida, un sueño, un proyecto que tienes la sensación de no poder realizar y esto te lleva a vivir mucha tristeza.

La parálisis de las manos puede producirse después de una actividad mental muy intensa unida a los sentimientos de sobreexcitación y contrariedad. Quizás incluso, tienes ganar de "torcer el cuello" a alguien con tus manos. O puedes sentirte "paralizado" en lo que se refiere a los medios a tomar para realizar cierta tarea o cierta acción.

Si te hieres las manos, quizás te resistas al tacto, evitando cierta intimidad, bien sea el tacto que puedes dar o recibir de otra persona. Este temor a entrar en contacto puede vincularse a un suceso presente que te recuerda un abuso vivido en el pasado.

Recuerda que los dedos de tus manos son una prolongación (de tus manos), el instrumento que se utiliza para manifestar tus acciones en el día a día. Representan la acción en el momento presente, los detalles de la vida diaria.

En tus manos está (nunca mejor dicho) aprender a soltar y a "tender las manos" hacía el cielo, tomando conciencia de que el único poder que tienes es sobre ti mismo y no sobre los demás. También puedes dejar de dar el poder a los demás (sentirte mal amado o sentirte víctima de tu mi vida), aceptando amarte realmente y perdonarte, porque, si tú no te quieres a ti mismo, ¿Cómo puedes pretender que te amen los demás?

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.

La alternativa es la toma de conciencia.