diccionario aire de luz

Durante los meses de tu gestación (embarazo), cuando sólo eras un feto, tus sentidos ya estaban despiertos y tuviste conocimiento de todo lo que tu madre, tu padre y la gente de tu entorno pudieron verbalizar.

Podías sentir las emociones, los "estados de ánimo" de éstos, en particular los de tu madre con la que mantienes lazos privilegiados e intensos.

El modo en que interpretaste lo que oíste o sentiste durante este período tendrá una repercusión sobre tus comportamientos o tu forma de ver la vida.

Si tuviste la sensación de que "hiciste padecer a tu madre" durante la gestación o el parto cuando, frecuentemente, ella misma contribuyó a aumentar el nivel de dolor con su ansiedad, sus miedos y también por el hecho de que revivía inconscientemente su propio nacimiento (que a su vez pudo haber sido "traumático") arrastrarás durante tu vida un sentimiento de culpabilidad (que volverás a vivir con otras personas).

El modo en que se desarrolló tu nacimiento o los medios utilizados para facilitar éste pueden tener una influencia en tu forma de comportarte en el día a día (porque esta experiencia está grabada en tu subconsciente).

Si naciste prematuramente, frecuentemente manifestarás impaciencia: quieres terminar una tarea antes de haberla empezado.

Además tu paso por la incubadora hará que frecuentemente vuelvas a vivir esa misma soledad profunda y una sensación de impotencia frente a ciertas situaciones o ciertas personas (tendencia a aislarte y bajo nivel de energía). Puedes incluso llegar a experimentar un sentimiento de rechazo intenso porque tuviste la sensación de que tu madre te abandonó tras el parto.

Si naciste con retraso, tendrás dificultad para ser puntual y para entregar los trabajos a tiempo. Te tomas siempre " tu tiempo" y te sientes frecuentemente desbordado por las cosas por hacer. También te gusta que las cosas estén hechas a tu modo. Podrás incluso demostrar agresividad frente a las personas que quieren hacerte sentir culpable de tus retrasos, porque para ti esto es siempre debido a acontecimientos exteriores.

Un nacimiento provocado frecuentemente significa que no estabas listo para nacer: puedes vivir muchas frustraciones que te acompañarán a lo largo de tu vida. También puedes desarrollar desconfianza para con tu entorno.

Si tu madre necesitó anestesia para traerte al mundo, puedes tener tendencia a "dormirte" en cualquier momento y a "anestesiar" la realidad (no la percibes con claridad e interpretas los sucesos a tu modo, según los miedos que entretienes).

Si tenías el cordón umbilical alrededor del cuello, puedes llegar a sentirte "ahogado" por la gente o las situaciones. Puedes ser más frágil de la garganta, tener dificultades para expresarte o comunicar simple y afirmativamente. Tienes tendencia a sentirte "cogido a la garganta".

Si naciste por cesárea, generalmente tienes dificultades para llevar tus proyectos a término; un esfuerzo prolongado y constante te es difícil. El desánimo te invade fácilmente. También puedes tener la sensación de que la vida o la gente te tratan injustamente o que no recibes el justo pago por tus esfuerzos.

Si naciste de nalgas, frecuentemente vives culpabilidad, en particular porque tienes la sensación de hacer padecer a la gente a tu alrededor. Retienes mucho y tienes dificultad para soltar y hacer confianza. Así vives mucha tensión interior. Todo es difícil y parece durar una eternidad. También puedes tener la sensación de sentirte limitado en tus acciones y en tus proyectos; como si la gente y las circunstancias de la vida se las ingeniaran para verte ceder en todo lo que quieres emprender.

Si utilizaron de fórceps en tu parto, puede que padezcas dolores de cabeza (en el cráneo) y tengas la sensación de encontrar muchas dificultades en tu vida, en particular al principio de un proyecto o de una nueva relación. Tienes la sensación de que debes "aguantar" las circunstancias que se presentan para llevar a bien tu nuevo proyecto o tu nueva relación.

Tomar conciencia de las dificultades vividas en el momento del nacimiento te puede ayudar a comprender y a cambiar ciertos patrones y comportamientos que no son útiles en tu presente.

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.