diccionario aire de luz

Una enfermedad venérea (1) puede sugerir que subsiste un sentimiento de culpabilidad frente a tu sexualidad.

Frecuentemente, la educación religiosa inculca que la sexualidad es algo sucio e impuro.

Si sientes vergüenza intentarás inconscientemente castigarte rechazando tus órganos genitales, y encontrarás (en la enfermedad) una forma de imponerte un castigo y/o autodestruirte.

La sexualidad es un desafío en este mundo, pues hay tanto dogma, tanto misterio, tantas creencias extrañas e imposiciones respecto a la sexualidad que es difícil estudiar, conocer y comprender la verdad. Cuando los seres humanos se llenan de vergüenza y aflicción, culpa, tristeza y rabia, esto es proyectado directamente en su sexualidad.

La energía sexual es sumamente importante y poderosa, forma parte integrante de tu programa genético. Cuando la energía masculina y femenina se fusionan (esto no excluye a parejas del mismo sexo) resulta en un estado de unidad. Es una energía que se enfoca en la manifestación de los sueños. Se trata de entrar a tu verdad y a lo divino; se trata de corazones abiertos y del flujo de un profundo amor expansivo en los cuerpos unidos.

Una enfermedad venérea implica una afección o una infección vinculada a esta energía.

Si la desestimas (la energía sexual), tendrá tendencia a girarse contra ti, a volverse "enferma" para darte la ocasión de descubrir que lo que haces está en desarmonía con el flujo natural y el equilibrio de esta energía.

En tus manos está aceptar que la sexualidad es un modo de expresar tu amor y tu deseo de unirte al otro.

Permite que la madre tierra te apoye en este proceso mientras que, a través de tu chakra corona, buscas la conexión con el corazón del gran sol central (padre cielo). Deja que la energía de la madre tierra y del padre cielo se encuentre en el centro de tu corazón y luego fluyan entrelazadas.

A medida que tus energías se aclaren y se fusionen, y permanezcas conectado en tu corazón, tus relaciones con gente del sexo opuesto serán más fáciles.

 

 

Algunas claves para una vida sexual saludable: 


1. Si deseas tener una vida sexual buena y limpia debes mantener activa tu capacidad para soñar (tus sueños son la savia de la vida).


2. Cualquier miedo o respuesta emocional al sexo debe ser aclarado para que puedas volverte limpio y equilibrado, y para que disfrutes realmente del buen sexo. Tu corazón debe estar abierto y libre para recibir, recibir de tu pareja y dar a tu pareja. Recibir es la parte más grande de la sexualidad, porque en verdad, al tener relaciones sexuales, hermosas relaciones sexuales, te estás dando a ti mismo.


3. En el plano físico, de ti depende acostarte con el hombre o la mujer de tu elección. Si tienes relaciones sexuales con alguien y tienes el corazón cerrado, no recibirás las energías necesarias para permitirte a ti mismo penetrar en los reinos del éxtasis. Deberías asegurarte de elegir la pareja adecuada.


4. Y por último, la gratitud y el aprecio, en primer lugar hacia ti mismo, luego hacia todo el universo y finalmente hacia tu pareja; pues estos dos últimos están también acoplados a un corazón abierto y descubrirás que estar realmente colmado de gratitud y aprecio, hará que tu vida sexual te aporte felicidad.

 

 



(1) El chancroide, Gonorrea, Granuloma inguinal, Linfogranuloma venéreo, Sífilis, Cervicitis, Piojos púbicos o "ladilla", Herpes, Candidiasis genital, Verrugas genitales, Uretritis masculina por clamidia, Molusco contagioso, Tricomoniasis, Chlamydia, Enfermedad inflamatoria pélvica, Vaginitis, Faringitis gonocócica, Proctitis, Condiloma Acuminado, Gonococemia, ...

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.