diccionario aire de luz

El acné (ezcema o eccema) se manifiesta físicamente por lesiones cutáneas (de la piel) situadas en el epidermis.

En el rostro, el acné se relaciona con la individualidad (cabeza = individualidad) y tiene relación con la armonía entre lo que vives interiormente y lo que sucede exteriormente.

El rostro es esta parte tuya que "da la cara" a los demás y "de entrada" te permite ser aceptado o rechazado.

El acné puede producirse cuando estás emocionalmente y mentalmente en conflicto con tu propia realidad. Este conflicto está vinculado con la expresión de sí y tu propia naturaleza interior.

El acné es una expresión visible de irritación, resentimiento, rechazo, miedo, vergüenza o inseguridad frente a ti o a los demás y demuestra una "no aceptación" de ti mismo. Te encuentras feo y a veces incluso asqueroso. Estas expresiones todas están unidas a la afirmación de tu identidad, al amor y a tu aceptación de ti mismo.

Como sabes la "comida basura" (fast-food) puede favorecer la aparición del acné y afectar el funcionamiento del hígado (sede de la ira).

Si eres adolescente, el acné frecuentemente está relacionado con tus cambios interiores, en un momento en que debes elegir entre el miedo de abrirte a ti mismo y a los demás (resistencias, elecciones, decisiones), o encararte con los cambios en tu vida, con sus respectivos ajustes (en tu mundo interior y tu visión del mundo exterior). A veces tendrás que romper (de un modo frecuentemente inconsciente) todo contacto con los demás.

Puedes sentirte en una posición incómoda con relación a tu propia imagen. Puede incluso que tengas miedo inconsciente de perder prestigio delante de lo que pueda pensar de ti tu entorno.

El acné manifiesta un miedo inconsciente de tu sexualidad, por una tentativa de exteriorización de lo que eres verdaderamente.

El comportamiento de un adolescente pasa por entrar en contacto con los demás, incluso si quieres ardientemente hacer lo contrario, estableces fronteras y sólo dejo entrar a la gente con quien estás verdaderamente bien; quieres que te dejen en paz; te repliegas sobre ti mismo; de alguna forma te "pones más feo" para excluir de tu campo magnético o de tu entorno a los "indeseables". Pero de alguna forma tampoco consigues amarte suficientemente, los demás no pueden amarme y esto crea negatividad debajo de tu piel.

Te comparas con los demás y te encuentras todo tipo de defectos (demasiado gordo, demasiado alto, ...), te sientes limitado en tu espacio vital y te rechazas. También te sientes excesivamente controlado y dirigido. Incluso a veces te identificas con uno de tus padres para complacer a los demás, en vez de guardar y desarrollar tu propia identidad.

En tus manos está, aceptando en tu corazón los cambios que se están produciendo en ti, mantenerte a la escucha de tus necesidades fundamentales (sexuales u otras) de una manera sana y natural. Descubrirás un buen día a la persona que corresponda realmente con tus deseos.

El acné puede situarse en diferentes partes del cuerpo:

En la espalda, se refiere a tu pasado, tus costumbres, tus miedos anteriores y tus angustias. Es un modo de rechazarte. O bien puedes dirigir el rechazo hacía las personas de quienes piensas no recibir el apoyo o sostén necesario. Cuando se sitúa en la parte alta de la espalda, representa la ira reprimida o irritación que intenta hallar un alivio.

En el pecho, representa el porvenir y lo que está previsto para ti.

El acné significa la búsqueda de tu espacio vital y del respeto de los demás frente a éste.

Puedes tomar tu lugar con el corazón e incluso expresar a los demás cuál es tu espacio (sin necesariamente hacerlo de forma alterada) y el lugar que pueden tomar con relación a éste. Acéptate tal y como eres y empieza a amarte y a dejar de querer complacer a los demás a toda costa.

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.

La alternativa es la toma de conciencia.