diccionario aire de luz

El exceso de grasa que tu cuerpo almacena entre tu ser interior y el medio exterior te indica que inconscientemente buscas, quieres, aislarte del exterior o incluso que existe una emoción o un sentimiento preso, "aislado", en tu interior que ya no quieres ver.

Buscas una forma de protección que acumulas continuamente en tus pensamientos interiores. Hay un vacío entre tú y el mundo exterior.

Escondes tu inseguridad a estar expuesto, a ser vulnerable y así, quieres evitar ser herido o bien por observaciones, críticas o bien por situaciones en las cuales estarías incómodo, en particular frente a tu sexualidad.

Puedes interpretar tu exceso de peso como el deseo de querer poseerlo todo. Mantienes emociones como el egoísmo y sentimientos que no quieres soltar. Esto puede ser un desequilibrio, una rebelión frente al entorno, una reacción a gestos, situaciones que ya no quieres ver o de las cuales ya no quieres acordarte.

El alimento terrestre representa también un alimento emocional. Por lo tanto, puedes comer excesivamente para colmar un vacío interior o para compensar el éxito que te deja "emocionalmente" aislado. O puedes comer sin prestar atención a lo que ingieres a veces incluso delegando la responsabilidad de tu alimentación, de tu nutrición a otros.

Puedes vivir una gran inseguridad tanto a nivel afectivo como material, e inconscientemente necesitas almacenar para evitar cualquier "penuria" o "carencia" que podría ocurrir. Esta falta puede haber sido vivida en la infancia y frecuentemente para con la madre, ya que era tu nexo directo con el alimento y la supervivencia (mamar).

Frecuentemente, la obesidad se produce después de un gran golpe emocional o una pérdida importante, y el vacío vivido se vuelve muy difícil de soportar. Vives un gran sentimiento de abandono, un vacío interior. Frecuentemente te sientes culpable de la marcha o de la pérdida de un ser querido. Tienes dificultad para tomar tu lugar con tus palabras y tus gestos. Lo haces pues tomando más sitio con tu cuerpo físico. Además, te desvalorizas con relación a tu aspecto físico, y ya no puedes ver ni apreciar tus cualidades o tus atractivos físicos.

Al poner toda tu atención en tu exceso de peso tu cuerpo reaccionará añadiendo aún más peso para hacerte comprender cuan duro eres contigo mismo y cuanto te autodestruyes, aunque sólo sea con tus pensamientos negativos.

Hacer ejercicio y seguir una dieta puede no ser suficiente para adelgazar. No es infrecuente también que sufras del "efecto reverso" de las dietas hipocalóricas y la frustración que generan.

Debes tomar consciencia del verdadero origen de tu exceso de peso, de la situación de abandono.

Puedes empezar por tomar consciencia de que te rechazas a ti mismo.

Todo sentimiento de limitación, hará que tu cuerpo se expanda más y absorba más peso. Si eres una persona que acumula pensamientos, emociones o cosas, tu cuerpo hará lo mismo pero en forma de grasa.

En tus manos está aprender a expresar tus emociones, a soltar, a reconocer tu valor y todas tus posibilidades; sabiendo que cualquier vacío puede llenarse de amor y de sentimientos positivos hacia ti. Cuidar tu nutrición tanto externa - con un plan alimenticio, no una dieta - como interna.

Con la aceptación de ti mismo y de los demás, con el amor que te rodea, te liberas de esta pena y de esa necesidad de protección.

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.