diccionario aire de luz

El cáncer está principalmente ligado a emociones inhibidas, profundo resentimiento y a veces muy viejo, con relación a algo o a una situación que te perturba aún hoy y frente a la cual nunca te atreviste a expresar tus sentimientos profundos.

Aun cuando el cáncer puede declararse rápidamente después de un divorcio difícil, una pérdida de empleo, la pérdida de un ser querido, ..., habitualmente es el resultado de varios años de conflicto interior, culpabilidad, heridas, penas, rencores, odio, confusión y tensión.

Vives sumergido en la desesperación y un profundo rechazo de ti. Lo que sucede en el exterior de ti sólo es el reflejo de lo que sucede en tu interior, el ser humano siendo representado por la célula y el medio de vida o la sociedad, por los tejidos.

Con mucha frecuencia, eres una persona que ama, servicial, muy atenta y bondadosa para tu entorno, sumamente sensible, sembrando amor y felicidad alrededor tuyo. Durante todo este tiempo, tus emociones personales han sido relegadas a lo más hondo de ti mismo.

Te has reconfortado, y autoengañado, encontrando satisfacción en el exterior en vez de en tu interior. Como tienes una débil autoestima cuidas de todo el mundo y dejas de lado tus necesidades personales.

Ya que parece que la vida ya no te aportar nada más has alcanzado un punto en el que careces de ganas de vivir.

Si vives muchas emociones fuertes, de odio, culpabilidad, rechazo, tu estado biológico es muy reactivo (igual que el de tus células). Te sientes responsable de los problemas y sufrimientos de los demás, hasta el punto de querer autodestruirte.

Juegas a la "víctima" de la vida y te vuelves pronto "víctima" del cáncer.

Suele ser el odio hacía alguien o una situación que te "roe el interior" y que hará que se autodestruyan tus células. Has enviado la orden a tu sistema inmunológico de que no realice su trabajo (y neutralicen a las células cancerígenas). Este odio está profundamente hundido en el interior de tu ser y frecuentemente no tienes consciencia de que existe. Está hundido detrás de tu máscara de "buena persona".

Tu cuerpo se desintegra lentamente porque tu alma se desintegra también: necesitas colmar tus deseos no satisfechos en vez de únicamente complacer a los demás.

Has evitado durante mucho tiempo darte amor y aprecio porque crees que no te lo mereces. Tu voluntad de vivir se vuelve casi nula.

Tienes la sensación de haber "fallado" en la vida y la ves como un fracaso.

El cáncer es tu modo de acabar con la vida. Es un suicidio disfrazado. 

La parte del cuerpo afectada te da explicaciones sobre la naturaleza de tu(s) problema(s): te indicará cuales son los esquemas mentales o actitudes que debes adoptar para hacer que desaparezca la enfermedad.

En tus manos está empezar por concederte pequeñas alegrías, "pequeños dulces".

Depende de ti el volver a tomar contacto con tu "yo interior" y aceptarte tal y como eres, con tus cualidades, tus defectos, tus fuerzas y tus debilidades.

Es importante que aceptes dejar atrás las viejas actitudes y costumbres morales.

Igual de importante es aceptar la enfermedad, porque si rehúsas la enfermedad no sabrás contra qué debes luchar.

Abre tu corazón y toma conciencia de todo lo que la vida puede traerte y de en qué medida formas parte de ella. Cualquier ayuda que te haga sentir bien, a gusto, tendrá el efecto de una armonización y te permitirá abrir tu conciencia (tu mente, tu corazón, tu cuerpo y tu alma) a todas las maravillas de la vida y la belleza que te rodean, y esto fortalecerá tu sistema inmunitario.

Algunos tipos de cáncer han sido desarrollados en este otro artículo "Cáncer de ..." Boca, Cuello de Útero, Ganglios, Lengua, Pechos, Pulmones, ...

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.

La alternativa es la toma de conciencia.