diccionario aire de luz

Esta parte de tu espalda, de tu columna vertebral, es una parte de tu sistema de sostenimiento. Dolores en esta región (lumbalgia) manifiestan la presencia de inseguridades materiales (trabajo, dinero, bienes) y/o afectivas.

La vértebra lumbar afectada puede facilitarte más información.

L1 = La primera vértebra lumbar se verá afectada si vives un sentimiento de impotencia frente a alguien o a algo que no te conviene y que tienes la sensación de no poder cambiar. Te has vuelto inerte, sin vida, y gastas mucha energía con cosas frecuentemente menores pero que tiendes a maximizar tanto que toman proporciones catastróficas. Puedes incluso alcanzar fácilmente un sentimiento de desesperación. Quieres controlarlo todo. Incluso puedes también vivir conflictos internos entre lo que quieres hacer y lo que te permites hacer, con la consiguiente frustración e ira. Estos sentimientos endurecen tu corazón y amargan tu vida. Una vértebra L1 en mal estado puede traer enfermedades relacionadas con las funciones de digestión (intestino y colón) o eliminación (estreñimiento, disentería, etc.). En tus manos está tomar conciencia del poder que tienes para cambiar el curso de tu vida, y sólo la tuya. Vuelve a establecer tus prioridades para canalizar bien tus energías.

L2 = El estado de la segunda vértebra lumbar L2 depende mucho de tu flexibilidad frente a ti mismo y a los demás. La soledad y la amargura generalmente causadas por una timidez pronunciada son también factores importantes que pueden afectar la L2. Eres preso de tus emociones, al no saber como vivirlas y expresarlas, pones máscaras para protegerte y evitar que se pueda ver lo que sucede en tu interior. Tu malestar puede hacerse tan grande que quieras "adormecerlo" con alcohol, drogas, trabajo, .... Tienes tendencia a ver las cosas en negativo y a vivir en un estado depresivo, en un papel de víctima. Un sentimiento de impotencia y mucha tristeza también afectan a L2 (igual que L1). Te has vuelto un ser amargado, porque no te autorizas a disfrutar de los placeres de la vida a causa de tus "obligaciones" (muchas autoimpuestas). A veces puedes sentirte impotente frente a una situación y te sientes culpable por ello. Una vértebra L2 en malas condiciones puede conllevar enfermedades del abdomen, apéndice o piernas (varices). En tus manos está  aprender que no has de ser perfecto, solo has de ser auténtico contigo mismo y con los demás, y expresar simplemente tus penas, tus alegrías, tus dudas, tus incomprensiones, tus frustraciones.

L3 = La tercera vértebra lumbar se verá afectada si vives situaciones familiares tensas o tormentosas, si te impides decir o hacer cosas para no herir y no molestar a los demás. Juegas el papel de "buen chic@" manifestando una gran flexibilidad, pero también frustración porque te obligas a poner tus deseos de lado. Quizás, también, te quieras poner al margen, particularmente a causa de tu gran sensibilidad, te "paralizas", en tus emociones, en tu cuerpo, en tus pensamientos, lo cual impide que se manifieste tu creatividad  y todo lo vinculado a ella, en particular lo vinculado a la comunicación y a la sexualidad. Una mala condición de L3 puede conllevar dolencias en los órganos genitales, en el útero (en la mujer), en la vejiga o en las rodillas (artritis, inflamación o dolores). En tus manos está superar el desánimo, tender los brazos hacía los demás y atreverte a expresar tus emociones para que tu pleno potencial creativo se despierte y se manifieste.

L4 = La cuarta vértebra lumbar L4 se rebelará frecuentemente porque tienes dificultad para transigir con la realidad de todos los días. Puedes complacerte en un mundo imaginario y esto puede llevarte a vivir en la pasividad, cansado de ver lo que ocurre a tu alrededor. Se instala cierta dejadez (sufres los acontecimientos aunque no los creas tú). Igual que con L3, te dejas distraer o influenciar por lo que te rodea, sobre todo por lo que la gente pueda decir de ti, y tu sensibilidad puede estar altamente afectada. También te rompes la cabeza exageradamente y tu mental se vuelve muy rígido (pierdes la visión global de una situación), y entonces, en vez de escuchar tu voz interior, intentas controlarlo todo. Una vértebra L4 en mal estado puede conllevar dolores en la región del nervio ciático y de la próstata (en el hombre). En tus manos está aprender a escuchar tu voz interior (que no tu mente) para recuperar el dominio de tu vida. Recupera el poder de crear la vía que quieres y recupera el gusto de realizar grandes cosas.

L5 = ¿Tienes por casualidad una actitud de desprecio o de pereza frente a una persona o una situación? ¿Celos, disgusto, frustración, ...? Tu vida está teñida de lujuria (en todos los niveles) y debes aprender a apreciar lo que tienes, y a cultivar tus relaciones interpersonales. Tienes grandes dificultades sobre todo en el plano afectivo, dificultades para ser auténtico y para sentirme bien, porque en el fondo vives una gran inseguridad. Por lo tanto, tendrás tendencia a ser algo depresivo, pasarás frecuentemente de una pareja a otra sin saber demasiado por qué. Inventarás toda clase de guiones y tu atención siempre estará centrada en los pequeños detalles anodinos, lo cual te impedirá adelantar. Te cuesta disfrutar de la vida. Un mal estado de L5 puede ocasionar dolores en las piernas, desde las rodillas hasta los dedos de los pies. En tus manos está aprender a saborear cada instante que pasa y a apreciar toda la abundancia que forma parte de tu vida. 

 

Ejercicios de mantenimiento de lumbares y espalda baja (consulta a un especialista antes de iniciar cualquier ejercicio).

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.

La alternativa es la toma de conciencia.