diccionario aire de luz

Las piernas te transportan hacía delante o hacía atrás, te dan una dirección propia, estabilidad, solidez y una base firme.

Representan tu capacidad, tu fuerza, para adelantar en la vida, para ir hacía delante.

Tus piernas te permiten ir o no ir al encuentro de la gente, acercarme o apartarme de ella.

Tus piernas reflejan todos los sentimientos que puedes experimentar vivir con relación al movimiento y a la dirección por tomar y representan así todo el campo de las relaciones con tu entorno.

Piernas débiles te indican que hay poca energía para circular, lo cual denota falta de seguridad, incapacidad para quedarte de pie y para permanecer firme (fuerte) frente a cierta situación o a cierta persona. Tienes tendencia a ser dependiente de los demás, a buscar tu apoyo y tu motivación en los demás en vez de hallarlos en tu interior.

Si tienes piernas muy delgadas tienes dificultad en conectar con el mundo físico, material y te gustaría delegar las responsabilidades que están vinculadas a éste en vez de asumirlas. Unas piernas gruesas pueden estar soportando un peso excesivo, las responsabilidades que aceptaste tomar sobre ti (en el plano material) no son sólo las tuyas. O pueden significar que almacenas demasiado (tanto en el plano material, emocional, como intelectual) por inseguridad, por miedo a carecer de algo o de alguien.

Las pantorrillas (parte inferior de tus piernas) representan una protección con relación a tu pasado mientras adelantas en la vida. Si te duele o tienes rampas en las pantorrillas, deberías frenar tu ritmo, tomar conciencia de que te gustaría poder parar ciertos acontecimientos que te esperan o te dan miedo, de que todo va demasiado de prisa. Tu cuerpo te está diciendo que puedes tener confianza en el porvenir y que la vida se cuida de ti.

Los muslos (parte superior de tus piernas) refleja tu tendencia a retener cosas, más frecuentemente vinculadas a tu pasado. Si vuelves a revivir constantemente el pasado (rencor o amargura) o si vives culpabilidad frente a ciertos acontecimientos, esto se irá almacenando en tus muslos y engordarán. 

El tendón de Aquiles une el músculo de la pantorrilla al hueso del tacón. Permite que tus pensamientos y deseos, tanto físicos como espirituales se realicen. Sirve también para expresar cualquier bloqueo en el movimiento del tobillo. Por ejemplo, puedes tener un gran deseo de estabilidad pero esto es difícil de realizar a causa de una situación financiera precaria. Deberías seguir poniendo cosas en marcha para realizar tus sueños y para alcanzar los objetivos que te has fijado.

Cuando tengas dificultades con tus piernas, deberías pararte y preguntarte si la situación actual o qué ves venir te hace tener miedo del porvenir. Te resistes al cambio, "paralizado" o puedes estar deseando huir.

En tus manos está adelantar y evolucionar cada día, cada momento, tomar conciencia de los obstáculos que te lo impiden y seguir tu camino hacía una felicidad y una armonía más grande.

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.

La alternativa es la toma de conciencia.