diccionario aire de luz

El corazón es un tipo de bomba energética que hace circular la vida (la sangre) a través del cuerpo entero. Esta circulación sanguínea distribuye la energía vital necesaria a la felicidad, al equilibrio, a la alegría de vivir y a la paz interior.

El corazón representa el amor (tus emociones, tu capacidad de amar), la alegría, la vitalidad y la seguridad. Su energía irradia en todo el cuerpo, sobre todo entre el cuello y el plexo solar.

Es esencial que manifiestes el amor dirigiendo la energía del corazón hacía las más bellas energías espirituales disponibles.

El corazón está vinculado al cuarto chakra o centro de energía. El corazón vive en el presente (el hígado indaga el futuro y el bazo es esclavo del pasado), es el gobernante de todo el proceso vital y es el que da colorido e intensidad a los comportamientos. Sin la presencia cardíaca nuestras respuestas carecerían de expresión y modulación, serían como la repetición de una película aburrida y sosa.

Cuanta más atención prestas al amor, la compasión y el perdón, más tu corazón trabajará en la paz y la alegría, será afectivamente más estable y protegido de cualquier decepción.

Un corazón de ritmo suave y armonioso indica una persona interiormente calmada. Tu ritmo cardíaco varía cuando estás desequilibrado, perturbado en amor o sensible.

En tus manos está aceptar a abrirme al amor, entregando cualquier reproche al cuidado del universo, dejar de criticarte al punto de ponerte enfermo y sobre todo aceptar perdonarte, porque a través del perdón puedes aceptar mejor el amor de los demás.

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.

La alternativa es la toma de conciencia.