Diabetes

Ratio:  / 2
MaloBueno 

La diabetes se manifiesta por una secreción insuficiente de insulina por el páncreas (es decir, resulta de la incapacidad del páncreas de mantener un porcentaje de azúcar razonable en sangre).

El azúcar corresponde al amor, a la ternura, al afecto.

La diabetes refleja sentimientos de tristeza interior. Es el mal de amor, una carencia de amor seguro porque necesitas, a causa de tus heridas anteriores, controlar el entorno y la gente que te rodea.

Has vivido acontecimientos tristes, emociones reprimidas teñidas de tristeza inconsciente y ausentes de dulzura. La dulzura desapareció dejando sitio a un dolor continuo.

Quizás entonces empezaste a comer azúcar bajo todas las formas posibles: pastas, pan, golosinas, ... para compensar.

En el plano afectivo, social o financiero también pudo resentirse, en tu búsqueda de compensar tu tristeza interior. Te has limitado en muchos campos y te has vuelto una persona “amarga/da” (amargura) frente a la vida.

Al tener dificultad en recibir amor, te sientes ahogado y sobrecargado, pillado en tu situación incontrolable y excesiva. Tienes una gran necesidad de amor y afecto, pero no sabes actuar ni reaccionar cuando podrías llegar a recibirlo.

Tienes dificultad en recibir el amor de los demás y la vida pierde su gusto. Te resulta difícil soltarte y expresar el amor verdadero. Tus expectativas son frecuentemente desmedidas (quieres que la gente haga realidad tus deseos) y eso genera frustraciones, ira, frente a la vida y un repliego sobre ti mismo.

Si vives mucha resistencia frente a un acontecimiento que quisieras evitar pero que te sientes obligado a sufrir (una separación, un traslado, un examen, ...). A esta resistencia se añadirá un sentimiento de disgusto, repugnancia, rechazo, desdén, y la hiperglicemia aparecerá. Necesitas asumir esta situación en seguida, cambiar la situación que tanto te afectan empezando a ver el amor y la alegría en todas las cosas.

La diabetes (o hiperglucemia, exceso de azúcar en la sangre) y la hipoglucemia (insuficiencia de azúcar en la sangre) están ambas vinculadas a la falta de alegría, al amor que eres capaz de expresar hacia ti y hacia los demás.

En el caso de la diabetes gestacional (en el embarazo) debes plantearte las mismas preguntas. Puede que la tristeza profunda, repugnancia o resistencia se revelen a tu consciencia. Este embarazo puede activar (aunque sea temporalmente) y ampliar en ti el recuerdo más o menos consciente de estos sentimientos que pudiste vivir en tu infancia.

Hay tanto amor disponible. ¿Eres realmente consciente de todo el amor que hay para ti? 

Puedes empezar por aceptar el pasado de un modo desapegado, y abrir tu corazón para que los milagros se produzcan.

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la terapia de luz - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.