Estrés

Ratio:  / 1
MaloBueno 

Cualquier situación que crea una demanda ampliada a tu organismo te lleva a vivir estrés.

El estrés puede ser psicológico (la presión de tu entorno, ...), físico (una fuerte demanda para tu cuerpo vinculada al trabajo, al deporte, al calor, al frío, ...) químico o bioquímico (ingesta de medicamentos, quimioterapia, cambio hormonal, ...).

El estrés en sí es de hecho menos importante que tu reacción frente a éste. Puede ser positivo, estimulante y creativo tanto como amenazador o nocivo para tu(s) cuerpo(s), según como sea tu reacción frente a las situaciones, sucesos, sentimientos y dificultades.

Es importante constatar que incluso un acontecimiento feliz (ganar la lotería, ...) puede llevarte a vivir un estrés importante.

Necesitas mirar en tu interior y analizar tus reacciones, tus motivos y tus actitudes en vez de echar la culpa a las situaciones exteriores.

En tus manos está aprender a relajarte y a considerar los beneficios del estrés, evitando que se convierta en una dependencia.

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la terapia de luz - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.