diccionario aire de luz

¿Tienes ganas de matar a alguien?

Es solo una emoción, pero si la alimentas, si alimentas ese deseo con resentimiento y odio, te expones al "egregor" de energía negativa que se alimenta de este tipo de pensamiento y que puede que te empuje a pasar a la acción.

Un egregor es el aglomerado energético, bajo forma de consciencia, que se forma cuando varias personas piensan en lo mismo. Son fragmentos de la consciencia de masas de bajo astral.

Deberías preguntarte: ¿Qué es lo que quieres o necesitas matar en ti? ¿Tu sufrimiento? ¿Tu rabia? ¿Tu odio?

Parece que tu herida interior se vuelve insoportable.

Pero el sufrimiento no desaparece con el asesinato. Podrías matar mil veces y el sufrimiento seguiría ahí.

El sufrimiento que vives en tu interior te pide valor para pedir ayuda y hacer confianza en que no hay dificultades insuperables.


Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.

La alternativa es la toma de conciencia.

La homosexualidad es una tendencia sexual. Por si te cabe alguna duda, la homosexualidad no es una enfermedad.

En general solo una parte de la humanidad que responde a unas creencias y miedos muy arraigados la considera como algo nocivo o depravado.

Existen muchas teorías respecto al origen o la formación de esta predisposición sexual. Algunas aseguran que la homosexualidad está inscrita en nuestro patrimonio genético. Otras parecen explicarlo basándose en el nivel de hormonas que recibe el feto durante su desarrollo. 

Se han constatado 1.500 especies animales en las que la también hay relaciones homosexuales.

Puede ser una etapa en la búsqueda de tu identidad o una elección de vida para tu evolución.

La homosexualidad es muchas veces un lenguaje de amor.  ¿Cuántos padres se han superado en su amor para incluir a su hijo gay (nombre dado a la homosexualidad masculina) o a su hija lesbiana (nombre dado a la homosexualidad femenina)?

Puede que al no aceptar tu propia identidad intentes reencontrar en una persona del mismo sexo ese lado que inicialmente rechazaste. 

Puede también que estés buscando a un padre, o a una madre.

Cualquiera que sea tu elección de orientación sexual, es importante que lo hagas en armonía con tu ser.

Si eliges la homosexualidad porque rechazas a las personas del otro sexo por un motivo u otro, acabarás viviendo situaciones similares a las que hubieses experimentado con personas del otro sexo, porque tienes ciertas tomas de consciencia que realizar.

Cuando tu orientación sexual esté clara para ti, ya sea homo o heterosexual, no deberías sentirte amenazado por los que tienen una orientación diferente de la tuya.

Si sientes rechazo hacia los que tienen una orientación sexual diferente de la tuya deberías preguntarte seriamente de qué tienes miedo en esta situación. ¿De qué necesitas protegerte? ¿Tienes miedo de tener tú un aspecto homosexual? Debes tomar consciencia de que la importancia debe estar puesta en el amor que dos personas tienen entre sí y que este amor debe ser verdadero poco importa su orientación sexual.

Puedes pedir a tu guía interior que tu ayude a comprender al nivel del corazón, para aceptarte tal y como eres y aceptar a los demás tal y como son.

Los "tratamientos" para cambiar de tendencia sexual suelen destruir la esencia del ser a base de culpabilidad. Recuerda que tiempo atrás ser zurdo también era considerado una "desviación" y se combatía de mil formas para que todo el mundo escribiese con la diestra.

En tus manos está abrir tu mente a lo desconocido. En el respeto de la diferencia encontrarás algo positivo para tu evolución.

 

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.

La alternativa es la toma de conciencia.

El verdadero matrimonio tiene una base espiritual. Es necesario que se fundamente en el sentimiento del corazón, que es el cáliz del amor.

La bondad, la honradez, la integridad y la sinceridad son formas de amor.

Cada pareja debería ser totalmente honesta; sinceros el uno con el otro.

No existe un verdadero matrimonio cuando una persona se une a otra por capricho, dinero, posición social, orgullo o vanidad, pues esto indica falta de honradez, sinceridad o amor verdadero.

Un matrimonio así es una comedia, una trampa, un fracaso.

Una persona no debería depender de otra para obtener alegría, amor, felicidad, inspiración, orientación, paz, riqueza, salud, seguridad o cualquier otra cosa.

La paz y seguridad mental vienen de conocer tus poderes internos.

Debes pensar que el divorcio puede evitarse precisamente antes del matrimonio. Atrayendo a la pareja adecuada y no a la pareja que necesitas. 

A veces el problema en si es el matrimonio, porque el matrimonio no es adecuado para todas las personas.

A veces el divorcio no es la solución porque repetirás con tus nuevas parejas los mismos patrones de dependencia (material, mental o emocional) que han provocado esta ruptura. 

Una persona divorciada puede ser mucho más sincera y noble que sus hermanos casados que están viviendo una mentira.

El divorcio siempre toma lugar primero en la mente: resentimientos, temorrecelos y disgusto.

Si decides divorciarte o pasas por un divorcio podrás atravesar fases de culpabilidad, desánimo y soledad.

No puedes negar tus emociones, tanto si la decisión la has tomado tú o la ha tomado tu pareja, pero no te dejes arrastrar, identificándote con cualquiera de ellas, a la hora de tomar decisiones. Respira hondo y lentamente antes de encadenarte de nuevo.

Tu mente intentará llevarte hacia el pasado para buscar el culpable de esta situación, buscar un "¿Y si ...?", buscar una alternativa a este desenlace. Mientras permanezcas en el pasado, en tu herida emocional, seguirás dependiendo emocionalmente de otra persona y atado a ella.

Quizás experimentes también la vergüenza, si tienes la sensación de haber "fallado".

Tarde o temprano te enfrentarás a tus propias expectativas, a las de tu entorno y a las de la sociedad. 

Debes intentar alcanzar tu paz interior, tu centro. Reorganizar tu vida de forma independiente.

Debes empezar por perdonarte y perdonar a tu ex-pareja.

En tus manos está, aceptando en tu corazón los cambios que se están produciendo en tu vida, mantenerte a la escucha de tus necesidades fundamentales (sexuales u otras) de una manera sana y natural.

Descubrirás un buen día que la persona que realmente importa eres tú mismo.

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.

La alternativa es la toma de conciencia.

La dieta es una moda moderna introducida para combatir el resultado de los malos hábitos alimenticios y del desorden provocado por la búsqueda de rentabilidad a toda costa por la industria alimentaria, el abuso del azúcar y de los carbohidratos. Así la dieta nace como un "fármaco" que cura una "enfermedad inducida o autoprovocada" y permite en cierta forma perpetuar patrones de incoherencia alimenticia.

Los desordenes alimenticios causados por la gestión incorrecta de las emociones están a la orden del día (obesidadtrastorno por atracón, bulimiaanorexia nerviosa, vigorexia, megarexia ...).

Lo primero de lo que debes tomar consciencia es que perder peso y adelgazar no es lo mismo. Lo segundo es que dieta y plan alimenticio tampoco son sinónimos. 

El enfoque general actual que diseña las dietas siguiendo el patrón de contar calorías ve el cuerpo como un organismo pasivo, como un sistema cerrado que consume energía y gasta energía, y donde cada uno puede actuar voluntariamente sobre estos flujos energéticos, comiendo o realizando actividad física.

Este modelo tampoco optimiza el tipo de peso que pierdes (o ganas). Perder peso a base de destruir músculo o consumir tus reservas de proteínas es una pésima idea.

El cuerpo no es un sistema pasivo con un gasto fijo. Si modificas la energía que recibes, o se alteran tus reservas de energía (grasa), tu cuerpo intentará ajustarse de manera apropiada, con el objetivo de maximizar tus probabilidades de supervivencia.

Si bien la lógica de comer menos y moverse más funciona inicialmente para deshacerse de la grasa fácil, a medida que progresas en tu camino el avance se volverá más difícil.

Esto se debe a que tu cerebro (el cerebro humano es tres veces más grande de lo que podría deducirse a partir de su tamaño corporal) tiene unas necesidades energéticas muy precisas. La única forma en la que tu cuerpo pudo mantener ese cerebro funcionando durante períodos de comida escasa fue desarrollando un sistema muy eficiente de almacenamiento de energía, aumentando su capacidad de acumular grasa. Es decir, nuestra facilidad, como humanos, para acumular grasa es el precio evolutivo que pagamos por tener un gran cerebro.

El regulador de la política energética de tu cuerpo es el hipotálamo, y éste tiene su propia idea de cuál es tu peso ideal (que no suele coincidir con la tuya). 

El hipotálamo tiene, entre otros cometidos, gestionar la sensación de apetito y el gasto energético. Cuando la leptina le indica que las reservas energéticas están bajando, responde con latigazos de hambre (para motivarte a buscar comida) y con la reducción del metabolismo para conservar energía (menos ganas de moverse, menor temperatura corporal…), hasta que recupera un nivel de grasa con el que se siente cómodo.

Si tu hipotálamo pierde la sensibilidad a la leptina, los receptores del cerebro requieren niveles cada vez más elevados de leptina para entender que tienes suficiente grasa. Y eso se traduce en que tienes energía acumulada de sobra pero el cerebro sigue pensando que te estás muriendo de hambre. Este fenómeno explica parcialmente el efecto "rebote" de las dietas hipocalóricas.

Recuerda que los niveles de leptina y las hormonas de la tiroides son los principales agentes que controlan el metabolismo.

Eliminar quirúrgicamente los kilos de grasa con una liposucción no modifica el punto de ajuste de tu cerebro, por lo que desde el día siguiente de la operación tu hipotálamo se pondrá a trabajar para recuperar un nivel de grasa similar al que tenía.

Tu hipotálamo utiliza señales de recompensa a la comida como un mecanismo básico para saber cuánta energía debes ingerir. Muchos alimentos industriales están diseñados específicamente para sobreexcitar tu sistema, con la combinación perfecta de azúcares, sal, aceites, almidones, edulcorantes, aromas, colorantes, potenciadores de sabor o excitotoxinas, etc. La inflamación del hipotálamo contribuye a la desregulación del sistema que controla la cantidad de grasa que almacenas, así como la resistencia a la insulina (otra consecuencia de la "dieta moderna", en sentido general).

adelgazarEsto nos hace pensar que las dietas de pérdida de peso rápido y fácil son un fraude porque lo que venden es un resultado a corto plazo sin que tu cuerpo haya tenido la oportunidad de adaptarse, y más aún, sin que tu cuerpo haya decidido que el peso que podrías alcanzar es el que le conviene o piensa que le conviene.

La pérdida de peso rápida por el ejercicio y la dieta puede causar irregularidades en tu ciclo menstrual, incluyendo la ausencia o el retraso del mismo. La ausencia o retraso de períodos son particularmente más probables si tienes un porcentaje muy bajo de grasa corporal.

El ejercicio compulsivo puede causar un bajo porcentaje de grasa corporal y también pone tensión en los huesos y músculos. La tríada de la atleta femenina es un síndrome que incluye amenorrea, hábitos alimenticios desordenados y osteoporosis

Las adolescentes que hacen mucho ejercicio y hacen dieta o que están con peso bajo pueden experimentar un retraso en la pubertad. Las adolescentes sin la suficiente grasa corporal pueden no desarrollar los pechos o tener sus primeros períodos al mismo tiempo que sus pares. 

En tus manos está empezar a diseñar tus hábitos alimenticios desde el amor a ti mismo, y no desde las convenciones sociales o las modas. Esto significa ser consciente de lo que comes, de los nutrientes y de los elementos que componen lo que ingieres, de cómo funciona tu cuerpo. Y también de todo el marketing y fraude (energético y nutritivo) que abunda en torno a los alimentos procesados, las cadenas de distribución, la pirámide alimenticia oficial, los métodos de adelgazamiento o dietas prefabricadas y un largo etcétera.

No es suficiente con comer (o dejar de comer para adelgazar) una cantidad concreta de calorías, sino que hay que entender cuales son las necesidades nutricionales del organismo para adaptar tu alimentación adecuadamente en cuanto al aporte de los nutrientes esenciales, las proteínas y las grasas.

Si quieres adelgazar ten en cuenta las necesidades de tu cuerpo para no hacerlo sufrir y adquiere hábitos saludables - formas de alimentarse - estables. No hay una dieta única válida para todos. ¿Podrás ser estable en tu forma de comer sin ser estable en tu forma de amarte a ti mism@? La respuesta es 'No'.

Sobre todo para los obesos, los carbohidratos - que "casualmente" forman parte de la base de la 'pirámide alimenticia oficial' - son los malos de la película al no aportar ningún beneficio a la regeneración celular, y solo pueden ser considerados como combustible. Pero un combustible con muchas contraindicaciones, pues provocan una subida de glucosa en sangre que en muchos aspectos puede ser considerada como un envenenamiento de la sangre con glucosa, que podría llegar a ser mortal si nuestro cuerpo no se apresurara a eliminarla con picos de insulina. 

Y mientras haya insulina en sangre el cuerpo no utilizará sus reservas de grasa para producir energía. De ahí que muy a menudo se engorde comiendo cada vez menos y pasando hambre.

Lamentablemente, hemos oído tantas veces decir que los carbohidratos son muy buenos y que nos aportan energía que resulta difícil aceptar que no los necesitemos para nada.

Es cierto que, para el que está muy acostumbrado a tomar grandes cantidades de carbohidratos, dejarlos de golpe puede requerir un período de dos o tres semanas de síndrome de abstinencia, hasta que se liberen de su dependencia y su organismo se adapte a utilizar otras fuentes de energía. Es una dependencia tan fuerte o más que la del tabaco o alcohol.

Cualquier obesidad es perfectamente reversible. Y lo es de la forma más lógica que pueda imaginarse, no con píldoras milagrosas, ni comiendo menos de la misma basura que se venía comiendo, ni pretendiendo la falacia de que el ejercicio nos hará adelgazar aunque no cambiemos nuestra alimentación, sino dejando de comer todas esas calorías vacías que han desnutrido nuestro cuerpo y nos han llevado a acumular grasa y empezando a nutrirnos de forma correcta, regenerando y fortaleciendo nuestro organismo, logrando que se eleve nuestro metabolismo y que se vaya eliminando poco a poco el exceso de grasa acumulada. En pocas palabras, "alimentar muy bien a los tejidos nobles y muy mal a la grasa".

Empieza por el principio. Aprende a amarte, y tu peso ideal seguirá.

Textos originales: AdelgazarsinmilagrosFitness revolucionario & Isodieta

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.

La alternativa es la toma de conciencia.

 

Dietas

 

 

La pobreza es una enfermedad mental, no es ninguna virtud. En una mente que desconoce las leyes básicas de la abundancia.

No hemos nacido para vivir en un tugurio, vestir harapos o pasar hambre. El impulso del principio vital en todos nosotros nos lleva hacia el desarrollo, la expansión y la vida más abundante.

Todos y cada uno de nosotros merece ser feliz, próspero y lleno de éxito.

Si miras el dinero como algo sórdido, maléfico o impuro éste volará lejos de ti, porque lo que condenas lo pierdes.

Si vives frustración, resentimiento o envidia por el bienestar y la prosperidad de los demás, te estás condenando a ti mismo.

Las personas que tratan de obtener algo sin que les cueste nada viven en una atmósfera mental de penuria y limitaciones y se roban a si mismas la paz, armonía, fe, honestidad, integridad personal, buen nombre y confianza. Además, atraen sobre si mismos, toda clase de inconvenientes, como: pérdida de carácter, prestigio social, y paz mental. Han perdido la convicción en la fuente de abundancia y la comprensión de cómo trabaja su mente.

La riqueza es un estado de consciencia; es una mente condicionada a la provisión divina que fluye eternamente.

En tus manos está creer y saber que siempre tendrás lo necesario para vivir en abundancia, sin preocuparte por el dinero ni las situaciones económicas del momento, a pesar de lo que muestren las apariencias.

Empieza por repetir varias veces al día (tres como mínimo), y cada vez que te invadan pensamientos negativos, el siguiente mantra: "Estoy conectado con la Fuente infinita de abundancia. Camino todo el día consciente de su presencia. Su plenitud fluye a través de mí todo el tiempo, llenando todas las facetas vacías en mi vida."

 

Fuente: Joseph Murphy

 

Artículo relacionado: "Nadie tiene más dinero del que puede imaginar" Cipriano Toledo. La Vanguardia.

 

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.

La alternativa es la toma de conciencia.