diccionario aire de luz

Tienes un sistema de código magnético que envuelve tu código biológico. Estas fibras magnéticas, si así quieres llamarlas, se corresponden y transmiten mensajes codificados a las fibras biológicas de tu cuerpo, tu genoma humano, tu ADN. Y por cada una de tus fibras biológicas existen dos magnéticas bipolares (lo que hace un total de 12). Esta es tu impronta (magnética). Esto determina tu dualidad.

Un cambio de la rejilla magnética del planeta altera tu conciencia y tu capacitación. Y esta rejilla magnética "habla" a esos mensajes codificados de la impronta magnética, que luego hablan a su vez a tu biología y permiten que se produzcan los cambios.

La capacidad de regenerar tu cuerpo

Tu cuerpo fue diseñado para durar eternamente. Puedes rejuvenecer de una manera regular. La mayoría de tus células y de tus órganos están diseñados para ser infinitos, para durar eones de tiempo y que se regeneren a sí mismos una y otra y otra vez.

¿Por qué envejeces?  Es la impronta magnética que le está hablando a tu ADN, que está generando sustancias químicas que han sido denominadas "la hormona de la muerte". Ese vie­jo código de energía se interpone en el camino del proceso de regeneración, y coopera con la ligera ausencia de energía cósmica que permite su envejecimiento. Es apropiado, y lo es por diseño, y es tal y como fue planificado.

Eso facilita el plan de la encarnación y del karma, pues te mantiene envejeciendo, muriendo y regresando encarnación tras encarnación, para facilitar así el aumento de la vibración del pla­neta.

Esto es lo que está siendo invalidado lentamente.

Quizás hayas pensando que el magnetismo causa daño a tus células, como sucede con la ra­diación. Pues no es así, el magnetismo da a tus células con­juntos de instrucciones para actuar de un modo diferente y para hacer cosas diferentes. Las células expuestas a pequeños campos magnéticos segregan sustancias químicas que los científicos no han detectado antes; algunas incluso crecerán rápidamente.

En tiempos de la Atlántida las élites (que no los esclavos) se servían del Templo del Rejuvenecimiento, que se trataba de una maquinaria magnética en el que el hu­mano veía alterada su impronta magnética. Las instrucciones magnéticas evitaban a la hormona de la muerte y permitían que el humano disfrutara de tres años más de juventud, hasta que vol­vía a situarse en su diseño original en esta energía cósmica inferior.

Debes saber que tú puedes hablar con tus células, con tu innato, y no hacen falta grandes trucos, ni protocolos, ni repeticiones, ni ..., sólo es necesario hacerlo desde el corazón - y no desde tu mente -. 

La comunicación con las células del cuerpo es una comunicación multidimensional, pero tu consciencia humana también lo es.

No olvides nunca que tu cuerpo siempre está a la escucha porque el componente divino en ti está incorporado en cada célula de tu cuerpo.

¿Podrás hablarle a tu cuerpo desde el corazón sin antes haber aprendido a amarte a ti mismo? Tienes que enamorarte.

Cuando te enamoras de ti mismo, honras a tu cuerpo en tal grado que te das cuenta de que es parte de la creación de Dios en ti.

Tus células están a la escucha, esperando recibir instrucciones para programar tu proceso curativo y regenerativo, dispuestas para salirse del promedio, de las estadísticas, para hacer lo que tú anhelas. Este proceso necesita, obviamente, su tiempo.

Texto original: Canalización Kryon por Lee Carroll.

 

 

 

Desencripta la enfermedad, descodifica tu realidad.

Tu respuesta personalizada a través de la discovery sesion - lectura del alma, la forma más inequívoca de tomar consciencia y hallar respuestas.

La alternativa es la toma de conciencia.